Martes 22 de Septiembre del 2020     |     11909 entrevistas registradas.         

   

Busca entevistas:

A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Entrevista a Luis Landero el día 11 de Noviembre de 2009

Pregunta.- Buenas tardes. Quería comentarle que fui compañera de colegio de su hijo Luis y recuerdo con mucho cariño una charla que nos dio usted en el colegio al poco tiempo de publicar su primer libro. Me acuerdo perfectamente que nos contó que su escritor preferido era Cervantes y tocó varias piezas con la guitarra. ¿Qué otros autores inspiran su literatura? Y por cierto ¿sigue practicando con la guitarra? Recuerdo que usted tocaba bastante bien. Saludos

Respuesta.- Ya recuerdo aquel encuentro con vosotros. Os hablé de algunas de las mejores historias que yo había leído o escuchado nunca: algunas de las 1001 Noches, Robinson Crusoe, La isla del tesoro... Y me llevé la guitarra para no aburriros con demasiadas palabras. ¡Qué tiempos! Un beso.

P.- ¿Empezarías una novela sin tener una buena historia que contar?

R.- Con tener un personaje, una situación, e incluso una buena imagen, es suficiente. A veces tirando del hilo, sale luego la historia. Pero para mí lo más importante es el personaje: alguien actúa, entra en conflicto con el mundo o consigo mismo, se mueve en un espacio y en un tiempo... Es decir: del personaje surgen todos los ingrediente de una novela.

P.- Tengo entendido que escribiste y publicaste a una "edad tardía" pero fue un libro grandioso tu primera novela. Después de tanto trato con la literatura a nivel personal y profesional, ¿cómo se fraguó tu decisión de escribir y luego publicar tu primera novela?

R.- Yo empecé e escribir poemas hacia los 14 o 15 años. Poemas tremebundos de amor desesperado. Desde entonces nunca dejé de escribir, pero no publiqué hasta que no tuve algo que pareció digno de ser publicado. Esa es toda la historia.

P.- ¿Existe ese bar llamado Maracaná? Qué divertidos los tipos que aparecen por ahí, sobre todo Bertini y don Obvio, que son tronchantes. Enhorabuena!

R.- Gracias. Existe el bar Maracaná. Está en la plaza de Olavide. Ponen unas bravas y unos calamares estupendos. Bertini es un tipo al que veo todos los días, con su enorme panza y las manos en los bolsillos del mono. La realidad, si uno mira con paciencia, resulta interesantísima.

P.- Hola Luis, soy aspirante a novelista y me gustaría preguntarte si no es mucha molestía algunas cuestiones acerca de ello. Por ejemplo, ¿cuánto tiempo tarda usted en documentarse para escribir una novela y cuánto tiempo tarda en escribirla? Para una primera novela, que esta ambientada en la guerra civil, ¿cuál cree que sería mejor la persona del narrador, la primera o la tercera? ¿Es más difícil escribir en 1ª persona o en 3ª persona? Gracias por todo.

R.- 1º, 3º persona: debes escibir en el tono en que te sientas más cómoda, y luego también depende del tipo de historia que vays a contar. ¿Tardar? Lo que haga falta. Yo soy lento escribiendo, pero también constante. Y no me documento porque mis novelas no necesitan ese tipo de trabajo. Ánimo: sé tozuda como una mula y delicada como una mariposa.

P.- Buenas tardes. Usted mismo ha indicado que en sus novelas existe lo que podríamos denominar "ficción autobiográfica". En una reciente entrevista declaró que, al jubilarse de la docencia, había conseguido vencer la tensión entre el lector que era profesor y escritor a la vez. ¿Siente algún tipo de hostilidad entre la ficción y la vida? ¿Considera que la literatura siempre responde a una razón vital concreta? Muchas gracias.

R.- Entre la ficción y la vida yo no creo que haya hostilidad, sino complicidad. La vida te da los materiales para escribir. La imaginación hace el resto. ¿Razón vital? Yo creo que sí. Uno escribe porque así encuentra un cierto sentido a acaso absurda que e vivir. Al menos ese es mi caso.

P.- La "cultura de red", cada vez más extendida, conlleva una mayor facilidad a la hora de escribir y ser leído, especialmente gracias a los blogs. Eso está ayudando a que el lector corriente entienda por buena poesía algo ritmicamente pobre, o literatura cualquier narración. Y a que un buen lector con afán de ser un buen escritor se limite a cierto nivel -creyendo poseer una agilidad x- por el hecho de que se le considere publicable en la red. ¿Cómo establecer un nivel para la buena literatura?

R.- El nivel lo establece el buen gusto y el talento del propio escritor. El soporte es secundario, me parece. Un buen poema es bueno en la red y al dorso de una factura de la luz, ¿no?

P.- Luis, soy un fan tuyo que tengo todas tus novelas y quería preguntarte una duda y una curiosidad a la vez: ¿Es posible que en todas ellas salga siempre la palabra "afán"? (me imagino que sería por la importancia que tiene esa magnífica palabra en uno de los diálogos de "Juegos de la Edad Tardía"por lo que me dí cuenta de su aparición en el resto). Y, aunque no sea así, ¿es para ti un concepto importante?

R.- Gracias por leerme. El afán es un poco el leitmotiv de casi todo lo que escribo. Creo que el hombre es como una flecha en un arco tenso, lista siempre para partir. Somos puro afán, pura voluntad, deseo indesmayable, afán constante de una plenitud que casi nunca se consigue. No hay mejor palabra que "afán" para definir ese angustioso desasosiego del hombre, que es una máquina de desear.

P.- ¿Qué consejos técnicos daría a un incipiente escritor?

R.- ¿Y qué consejos voy a dar yo? Que lea mucho, que escriba muecho, y como decía Antonio López que se cuide, que coma bien, porque el camino es largo. ¿Qué más¿ Constancia, vocación, fe y gusto en la tarea de escribir.

P.- Hola Luís, Fuieste profesor mío en el IES Emilia Pardo Bazán de Madrid. No quiero preguntarte nada, simplemente darte las gracias por descubrirme una pasión que se ha convertido en mi forma de vida. Muchas Gracias. Un abrazo.

R.- Gracias a ti. Si de verdad te trasmité algo de la pasión de leer, eso me justifica como profesor.

P.- ¿Continúa usted tocando tan maravillosamente la guitarra?

R.- La tengo muy abandonada. Me aburre volver siempre al mismo repertorio, porque no lo he renovado desde mi más tierna juventud. Me hubiera gustado vivir otra vida para ser guitarrista, o pianista... Ay, la música!

P.- Hola Luis. Me apasiona tu literatura. Sé que tu estallido en el mundo literario español fue tardío, ya en la madurez. ¿Qué le aconsejarías a un "joven" de 33 que considera que ha salido de su pluma un excepcional poemario y todavía no lo ha presentado en ningún lugar? Sigue así, hay muchos que te admiramos.

R.- Gracias por tus palabras. Le aconsejaría que no se rinda, que espere, que tarde o temprano llegará su hora. Bueno, y que presente el poemario a alguna editorial, o a algún premio, a ver qué pasa. No se me ocurre otra cosa.

P.- Veinte años después de Juegos de la edad tardía, ¿el personaje de su última novela puede ser el contrapunto a aquel que recorría la primera novela?

R.- No lo creo, salvo en la sinceridad con que este último habla de su vida, de sus miserias y de sus pequeñas grandezas. El otro, Faroni, era un impostor, al menos en parte. Éste no lo es de ningún modo. Sí, podría ser lo que dices.

P.- ¿Cómo se motiva para escribir historias? Unos escritores cuentan que el mar les inspira otros las grandes montañas, la ciudad, el pueblo, la gente corriente... ¿Busca en sus vivencias pasadas o en su presente...? Un besote y enhorabuena

R.- Me inspiro en la gente que he conocido, en los lugares, en lo que me cuentan... El barro lo saco de la vida, de la realidad, luego la fantasía modela la figura. Otro beso para ti.

P.- Hola señor Landero: ¿Cómo se inspira usted para encontrar la temática de sus novelas? Gracias y un saludo.

R.- Esta pregunta es similar a la anterior. Cuando uno no tiene nada que decir, es bueno ponerse a escribir, es decir, concentrar, porque así quizá unoencuentra algo: el germen de alguna historia, de alguna situación...

P.- ¿Es posible vivir de escribir, considerando ser muy bueno?

R.- Es posible, contando con la periferia de la literatura: artículos, reportajes, conferencias, etc. Y si uno no aspira a ser millonario, claro.

P.- Buenas tardes. Recientemente han otorgado el Premio Nacional de Literatura Dramática a Paco Bezerra, un autor que apenas tiene 30 años, por una obra llamada Dentro de la tierra. ¿Qué le lleva, según usted, a un autor tan joven a hacerse con un premio de estas características? Gracias.

R.- Paco Bezerra fue alumno mío hace ya algunos años. Era un chaval que escribía mucho, que tenía una gran vocación literaria. La pena es que esa obra, ganadora del Nacional, no se ha estrenado todavía. Seguro que este va a ser el principio de una gran carrera dramática.

P.- Cuando leo tus libros siempre me quedo con la sensación de que algo se me oculta. ¿Eres consciente de cierta autocensura al escribir? Lo pregunto porque siempe me ha impresionado algo que contestó Juan Rulfo (no sé si es cierto) sobre qué había sentido después de escribir Pedro Páramo: remordimientos

R.- ¿Censura? No, no creo, no soy consciente de eso. Lo que sí intento es callarme cuando me parece que he conseguido sugerir algo. Desde luego, en esta última novela no ha habido en absoluto autocensura.

P.- Hace años, un verano, me recuerdo leyendo su libro "Juegos..." con verdadero deleite. Hace muy poco, el año pasado, compré otra edición de su novela con la letra más grande (el tiempo no pasa en balde y nos trae cosas como la presbicia) y volví a leerlo. Releer un libro es algo que sólo me había pasado en otra ocasión, con un autor al que también admiro mucho. No tengo ninguna pregunta que hacerle, sólo felicitarle por su magnífica obra, muy en especial por esos "juegos" con los que yo he disfrutado tanto.

R.- Pues muchas gracias. Estas cosas me animan a seguir escribiendo.

P.- Si, como el protagonista de su novela, hiciera balance de su vida, ¿qué destacaría?

R.- Destacaría la fidelidad a un ideal literario que surgió en mí casi en la adolescencia. He sido leal, y no he atendido a ciertas sirenas que intentan perderte con sus cánticos. Eso me serena y me reconcilia conmigo mismo.

P.- ¿El bálsamo de la ficción ayuda a sobrellevar una realidad que a veces resulta demasiado dura y amarga?

R.- Por supuesto, y eso ha ocurrido siempre. ¿Qué sería de la vida dura en los pueblos durante siglos sin los relatos que se contaban de noche junto al fuego? El hombre es un animal que, para bien y para mal, es un soñador, y necesita encontrar un modo de expresar ese turbulento mundo interior.

P.- A punto de salir de la oficina he entrado en El País digital y he encontrado tu foro. Esperaba la publicación de este libro, del que nos diste noticias este verano en Navaleno, con curiosidad y ansiedad. Salgo corriendo a comprarlo. Espero que esté a la altura de "Hoy Júpiter". Enhorabuenas y cariños.

R.- Sí, es cierto, Carmen, en Navaleno estaba ya dándole los últimos retoques al libro. Un beso.

P.- Algunos escritores comentan que cuando están escribiendo una novela, llega un momento en que el personaje cobra vida y se independiza del plan previsto por el autor. ¿Siente eso con sus protagonistas? ¿Voló solo Gregorio Olías?

R.- Algo de eso hay, aunque a veces se exagera con eso de que los personajes se rebelan contrar el autor... Hay un momento en la novela en que uno tira del personaje, y hay otro momento en que es el personaje el tira de ti. Entonces es cuando escribir se convierte en un placer inigualable. Gregorio empezó a volar solo en algún instante del relato.

P.- ¿Acaso cree que existe el hombre maduro?

R.- Yo creo que sí. Es el hombre solemne, con firmes creencias, que no conoce ni quiere conocer la incertidumbre, que se guía por criterios sesudos a la hora de actuar... Todos conocemos a gente así, ¿no? En las películas sulen hacer de gente un tanto odiosa. Ah, y también la mujer madura: la madurita. ¿Y una mujer inmadura? ¿A que resulta algo ambiguo? El lenguaje tiene ese punto machista que viene siglos y siglos de...etc.

P.- Precisamente ayer empecé a leer su última novela. El inicio, como el de la mayoría, me ha parecido de una extaordinaria brillantez, de los que coge al lector y lo arrastra sin que uno pueda resistirse. Sin embargo, resulta difícil mantener este nivel en toda la obra. Es decir, lo que es una virtud acaba siendo, quizá, un problema ya que "malacostumbra" al lector. No sé si le parece una apreciación correcta. En cualquier caso, gracias por sus relatos: con ellos he pasado momentos magníficos.

R.- Yo espero no defraudarte en toda la novela. Creo que el tono se mantiene hasta el final. Mil gracias por tus palabras.

P.- ¿Qué te parece la nueva narrativa española de Fernández Mallo, Manuel Vilas, etc... eso que llaman "generación nocilla"? Gracias, monstruo.

R.- Pues el caso es que no la conozco bien, pero espero empezar a leer a esos autores próximamente. Se publica tanto y a tal velocidad que no hay modo de estar al día... Gracias a ti.

P.- Ante todo quería darle las gracias (de nuevo) por las horas de felicidad que usted me ha proporcionado con sus novelas. Y la pregunta es qué le impulsa a escribir una nueva novela, ¿parte de un tema abstracto que le ronda por la cabeza, y a partir de ahí elabora una trama al servicio de esta idea, o bien parte de una idea argumental y de ahí van brotando sus preocupaciones?

R.- Nunca parto de lo abstracto. El narrador se mueve en el mundo de lo concreto. Dostoievski seguro que no intentó escribir una novela sobre "el bien y el mal", sino sobre un tipo llamado Raskolnikov, que vivía en tal sitio y vestía una levita vieja. ¡Lo concreto, siempre lo concreto!

P.- ¿Qué describe en Retrato de un hombre inmaduro?

R.- Cuento la historia de un hombre. Y la cuento al modo de un crucigrama, que vamos haciendo de un modo más o menos desordenado, y donde al final suelen quedar casillas a medio resolver. Yo creo que esa es una buena imagen de lo que es nuestra vida al final: un crucigrama no acabado nunca del todo.

P.- Se impone entre el canon de la crítica y de los galardones la llamada ficción-realista o autoficción o novela real o como quiera llamarse que muchos escritores actualmente alabados cultivan. Esa hibridación (este no es el problema) parece despreciar la narración clásica, la construcción de personajes, la trama o incluso la mera discreción del autor. ¿Qué opina de esta literatura que se mira constantemente el ombligo, como dijo Juan Marsé en la recepción del Cervantes?

R.- Es cierto que hay un "yoísmo" a ces insoportable, tanto en la literatura como en la vida. Pero todo resulta interesante si se sabe mirar y contarlo. Ahora bien, a mí me irrita un poco ese ensimismamiento un tanto enfermizo del que hablas.

P.- Soy una buena lectora y me gusta meterme mucho en la historia que estoy leyendo. ¿Cómo me cautivará su novela? ¿Qué mundo se creará a mi alrededor cuando la esté leyendo? Gracias.

R.- Soy una buena lectora y me gusta meterme mucho en la historia que estoy leyendo. ¿Cómo me cautivará su novela? ¿Qué mundo se creará a mi alrededor cuando la esté leyendo? Gracias.

P.- De los autores que están saliendo ahora, ¿cuál es el que usted cree que puede llegar a consolidarse? Gracias. Un saludo.

R.- Uff, no lo sé. No conozco suficientemente bien la narrativa de última hora para atreverme a hacer un diagnóstico. Pero seguro que saldrán buenos escritores. Siempre ha ocurrido así.

P.- ¿Echas de menos tu etapa como profesor?

R.- No, la verdad. Después de treinta años hablando en las aulas, el silencio me suena a música celestial. Ya hay demasiada literatura en mi vida para además ejercer de enseñante. Estuvo bien mientras duró.


Entrevistado por El País

El 11 de Noviembre de 2009


La primera novela de Luis Landero se convirtió en todo un éxito: Juegos de la edad tardía puso al autor dentro del panorama literario nacional. Veinte años y varios libros después, Landero vuelve con Retrato de un hombre inmaduro una especie de celebración de aquel acontecimiento en forma de monólgo que oscila entre los episodios personales y reflexiones ensayísticas. El escritor ha charlado con los lectores sobre su libro. FOFO:RICARDO GUTIÉRREZ LEE AQUÍ OTROS ENCUENTROS DEL CICLO BABELIA: A. Viñas y F. Hernández Yuri Herrera Fernando Iwasaki Luis Mateo Díez Belén Gopegui - Juan Goytisolo Rafael Gumucio - Domingo Villar Alicia Giménez Bartlett - Fogwill



Quizás te pueda interesar

           
Gorka Maneiro
           
Przemyslaw Tyton

           
Bárbara Lennie
           
Lolo Sainz

           
Manuel Martín
           
Labuat

Nueva entrevista       Entrevista al azar

Interviús © 2017 www.intervius.com